Adiós a la publicidad de bollería, zumos y galletas dirigida a menores: Garzón prohibirá sus anuncios.

No se podrán anunciar productos dulces, bollería ni bebidas no saludables, entre otros, en horario infantil.

Después de regular la publicidad del juego online, el  Gobierno quiere acabar con los anuncios de dulces,  bollería y de zumos con azúcar. El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha anunciado hoy que prohibirá, a través de un real decreto, la emisión de publicidad de alimentos y bebidas no saludables cuando  estén dirigidos a menores de 16 años y en determinadas franjas horarias. Según aseguró Garzón en  una rueda de prensa conjunta con la alcaldesa de  Barcelona Ada Colau, el Código PAOS, el sistema de  autorregulación que lleva vigente desde 2005, se ha  demostrado «insuficiente». En opinión del titular  de Consumo, así lo demuestran «los datos de sobrepeso y obesidad que afectan a los niños y niñas españoles y de los que la publicidad es una de las causas».

En su comparecencia, Garzón informó sobre algunos  aspectos iniciales de la nueva normativa  que afectará a los horarios de protección reforzada 

y a los espacios publicitarios de programas destinados al público infantil. Asimismo, regulará tanto la  televisión como los contenidos radiofónicos, salas de  cine y publicidad en internet, redes sociales, webs o  aplicaciones móviles. La normativa incluirá también  limitaciones en la publicidad de medios impresos.

«En España el exceso de sobrepeso es del 23,3% y la  obesidad del 17.3%. La suma supera el 40% para los  niños de entre 6 y 9 años. Son cifras alarmantes y  preocupantes», argumentó el titular de Consumo,  quien aseguró que estas cifras son el doble entre las  familias más humildes que entre las más adineradas  en base al informe Aladino.

La ley, que se aprobará ya en 2022, se aplicará sobre  cinco categorías de productos independientemente  del contenido de nutrientes y considerados como  nocivos para la salud por la Organización Mundial de  la Salud. La primera categoría es la de productos de confitería de chocolate y azúcar, barritas energéticas y coberturas dulces y postres. Le sigue el grupo  de alimentos que incluye pasteles, galletas dulces y  demás productos de pastelería. Tampoco se podrán  anunciar otras tres categorías que conforman los  zumos, las bebidas energéticas y los helados.

Para el resto de categorías de productos, se establece un límite de contenido en nutrientes por cada  100 gramos. En este caso, se podrán anunciar siempre y cuando las grasas totales y saturadas, el azúcar  total y añadido y los niveles de sal se mantengan por

debajo de los límites establecidos en cada producto. A partir de estas premisas, las empresas podrán tener su propia autorregulación siempre y cuando supongan un marco de protección superior al de la  propia norma.

Garzón precisó que la norma entrará en vigor en  unos meses: «El trabajo está hecho. Tenemos los  informes pertinentes para adaptar estos perfiles nutricionales de la OMS al sistema de regulación y ya  se ha hablado con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia».

Rechazo de los fabricantes

Tras el anuncio, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y otras asociaciones de la cadena alimentaria mostraron su  «sorpresa e indignación» por la información hecha  pública hoy, cuando se lleva más de un año trabajando con dicho Ministerio para actualizar el Código  PAOS.

Desde FIAB denunciaron que precisamente, en la  Comisión de Seguimiento del Código PAOS celebrada  ayer 27 de octubre, el representante del Ministerio  aseguró que no había ninguna decisión tomada en  relación con el perfil nutricional sobre el que se basarán las limitaciones publicitarias anunciadas hoy y  que la decisión final sería fruto de un debate en el  que se buscaría el consenso entre todas las partes  implicadas. «Tanto en el contenido de la propuesta  del Ministerio de Consumo, como en la forma y el  lenguaje utilizados, consideramos que se ataca de  manera gratuita e injustificada a los elaboradores de  alimentos y bebidas», lamentó Mauricio García de  Quevedo, director general de FIAB.

El director general de FIAB considera que no se puede criminalizar a un sector comprometido con la calidad, la variedad, la seguridad alimentaria, la sostenibilidad y la mejora nutricional de los productos, y que la obesidad y otras enfermedades responden a  muchos factores como el sedentarismo y la falta de  hábitos de vida saludables.

Criterios establecidos por la OMS

El ministro ha hecho el anuncio durante su visita a  Barcelona, que justo este año es la Capital Mundial  de la Alimentación Sostenible. Tanto Garzón como  Colau han remarcado durante su comparecencia  conjunta que las estadísticas han demostrado que la  regulación publicitaria vigente en España desde hace  más de una década ha servido de poco para revertir  el aumento de la obesidad y sobrepeso infantil y que  la nueva normativa tendrá en cuenta los parámetros  nutricionales fijados actualmente por la OMS.

«El cambio de paradigma es imprescindible», ha reclamado Colau, que ha lamentado que «vamos tarde» en este campo y ha aprovechado la cita para  pedir que las agendas políticas incorporen «objetivos  ambiciosos para mejorar la alimentación de nuestros  ciudadanos, especialmente niños y niñas».

En este sentido, la alcaldesa ha puesto como ejemplo que en Barcelona el 13% de los niños sufren sobrepeso u obesidad y ha incidido en que los problemas nutricionales se detectan más en barrios más vulnerables. La líder municipal ha destacado que de  acuerdo con el nuevo marco regulatorio planteado  por Garzón Barcelona podrá implantar medidas locales concretas de forma inminente. Así, antes de finales de año se aprobará una iniciativa para limitar  este tipo de publicidad en marquesinas, banderolas  y otros espacios publicitarios de la vía pública.

Fuente: abc.es

Para cualquier consulta, ponte en contacto con nuestro departamento de Seguridad Alimentaria:

seguridadalimentaria@tecoal.net
954 395 111 / 682 342 141
2021-11-08T09:09:52+00:00 Comentarios desactivados en Adiós a la publicidad de bollería, zumos y galletas dirigida a menores: Garzón prohibirá sus anuncios.